¿Podemos ayudarte? ¡Llámanos! (+34) 670 437 910 - (+34) 93 221 63 06

Noticia

Compartir
10 de agosto de 2016

Faros y torres de referencia en la Costa Dorada

Al navegar en barco por la Costa Dorada, además de disfrutar de sus playas y calas, no podemos pasar desapercibidos los faros y calas que se asoman desde sus acantilados.

A continuación, 5 referencias que podrás identificar durante tu travesía por el litoral tarraconense, tras alquilar un barco en Cambrils con Barcelona Charter.

1) Faro de Salou

Inaugurado en abril de 1858, dispone de una torre central de color rojo que aún hoy, día tras día, ilumina el golfo de San Jordi de la Costa Daurada. Disponía de una luz blanca alimentada por aceite de oliva, que podía divisar desde 14 millas. Dos torreros eran los encargados de hacerlo funcionar.

2) Torre de la Mora, Tarragona

Una torre vigía de planta circular construida en el siglo XVI para tener a raya a los piratas berberiscos; de ahí su nombre.

3) Faro de Torredembarra

Es una nueva infraestructura que entró en servicio el día 1 de enero del año 2000. Se trata del último faro construido en el Estado español en el siglo XX y fue diseñado por el arquitecto Josep Maria Llinàs. Tiene una altura de plano focal sobre el nivel del mar de 58 metros y sobre el terreno de 38, con un alcance geográfico de 20 millas. Este faro es el que tiene la torre más alta de todos los faros de Cataluña.

4) Fortín de Sant Jordi d’Alfama, en Ametlla de Mar

El fortín militar de San Jorge de Alfama data de la primera mitad del siglo XVIII. Éste fue construido para dar cobertura de defensa a la línea de costa contra la piratería. La arquitectura sigue el estilo marcado por el ingeniero Sébastien Le Prestre de Vauman, quien fue nombrado por el rey Luis XIV ingeniero mayor del ejército francés y posteriormente mariscal de Francia.

5) Castell de Tamarit

El castillo de Tamarit, de estilo románico, está situado sobre un promontorio a orillas del mar Mediterráneo en el término municipal de Tarragona (España). Fue construido en el siglo XI, mientras pertenecía al Condado de Barcelona, para defender la costa de piratas berberiscos y otomanos, y durante su historia ha sido propiedad de señores, de la Iglesia y actualmente de una empresa de eventos.